A pesar de nuestros innumerables esfuerzos para mantener controlada la ansiedad, el inminente avance de presiones externas nos afecta en forma masiva y puede hacer de nosotros presa fácil de padecer problemas de alimentación en adultos, estos problemas se generan cuando canalizamos mal las presiones, dejando que estas actúen y controlen nuestra forma de alimentarnos y lo que es aún peor, dejando que rompan el equilibrio tan necesario entre la ingesta de calorías, carbohidratos y proteínas.

Una vez este fallando la presencia de estos nutrientes en nuestros cuerpos empezamos a experimentar múltiples quebrantos que ponen en riesgo la salud en general y que están asociados a los problemas de alimentación en adultos.

El debilitamiento de nuestra salud es iniciado con fatiga física en el desarrollo de las actividades normales, desmayos debidos a la debilidad y a la pérdida de masa muscular, dolores de cabeza frecuentes que afectan la concentración dadas por la pérdida de vitaminas que son las que aportan los alimentos lo que también ocasiona descalcificación y la presencia de fracturas en los huesos, todos estos síntomas son efectos de la ausencia de la fuente de minerales y vitaminas que están contenidas en los alimentos de origen animal, vegetal que son los que nos aportan el contenido imprescindible para asegurar el funcionamiento continuo del cuerpo humano.

Al reconocer la presencia de cualquiera de estos síntomas en la persona amada y sintiéndonos incapaces de brindarle ayuda por nuestros propios medios, la terapia de pareja nos ofrece una solución con la cual estamos rescatando la vida y la sanidad de nuestra pareja. La terapia de pareja mediada por un experto en el área de la Psicología abrirá las puertas al verdadero trasfondo que atormenta la psiquis del individuo y establecerá los caminos de ayuda en los cuales la pareja y sus familiares pueden brindar apoyo para una total recuperación del paciente.