El chequeo médico preventivo reviste suma importancia y debe ser practicado según técnicas de la mayor escrupulosidad, por supuesto, ser llevado a cabo desde su inicio hasta su consecución por un grupo de especialistas médicos para que en forma posterior sea evaluado con mucha atención y detenimiento por calificados médicos que se aseguren por completo de que el pronóstico al cual vayan a llegar, cuente con todos los elementos de juicio experto que aseguren que la conclusión o diagnóstico al que llegaren se corresponda de manera verídica a lo que presenta realmente el paciente para ayudar en la mayor medida de lo posible a que la diagnosis que nos del profesional médico emplee como valioso recurso los resultados de la ecografía abdominal para respaldar la otra serie de estudios que ya tenemos.

Utilizar la ecografía abdominal, que es reconocida como una técnica de exploración de gran difusión y uso por parte de la población en general y que le da al personal médico valiosos datos del funcionamiento real de la parte interna del cuerpo donde funcionan los sistemas y órganos vitales, los resultados ecográficos hacen que el cúmulo de estos datos sean incluidos y lleve al personal médico a dar con el diagnóstico preciso, lo que permite a su vez, el rápido accionar de los tratamientos indicados por los médicos si el caso lo amerita e igualmente sirven para dar diagnósticos positivos para serenar a los pacientes una vez cerciorados de que todo se encuentra en perfecto funcionamiento, de allí surge la necesidad de que una vez iniciado el chequeo médico preventivo se proceda a que más comúnmente se incluyan los estudios ecográficos como materia indispensable e irrenunciable en la serie de exámenes de control médico que se deba realizar un paciente para concluir de que el chequeo médico preventivo es completo.